marzo 02, 2021 5 lectura mínima

Existen multitud de soportes sobre los que puedes crear tus obras. En esta oportunidad, desde Pinta un Cuadro, veremos cómo pintar con acuarelas en lienzo. Aunque lo más común es hacerlo sobre papel, también existe esta opción que proporciona ventajas importantes al artista.

Lienzos para acuarela

Los lienzos normales, incluso si se han preparado previamente con gesso, no son lo suficientemente absorbentes para que funcionen bien con acuarelas. Estas pinturas al agua sobre un lienzo normal suelen derramarse con demasiada facilidad. Por eso se dificulta hacer combinaciones de colores o superponerlos.

Este problema no ocurre con los lienzos para acuarela. Si te gusta trabajar con este tipo de pintura, a la vez que la apariencia que suele dar un lienzo, no puedes dejar de probarlo.

Este tipo de lienzos son un producto bastante nuevo y están recubiertos con un gesso especialmente pensado para la acuarela.

Deberás escoger el lienzo que sea diseñado específicamente para pintar con acuarela.

Preparar el lienzo para acuarela

No es necesario ni lavar ni preparar de ninguna forma especial el lienzo para acuarela. Una vez retires la envoltura de plástico que lo recubre, ya puedes comenzar a pintar tu obra sobre el soporte. De la misma manera que cuando pintas sobre papel de acuarela.

Para empezar tu obra, puedes esbozar el contorno de tu composición con un lápiz, igual que sueles hacerlo habitualmente. Y luego puedes comenzar a aplicar las acuarelas.

Consejos para pintar con acuarelas en lienzo

Como puedes imaginar, pintar en lienzo con acuarela es una experiencia totalmente distinta a pintar sobre papel. Aunque estés familiarizado con esta pintura, necesitarás practicar hasta que domines la técnica sobre lienzo.

Es buena idea que la primera pintura sobre lienzo con acuarela que hagas sea para experimentar y probar las diferentes técnicas. De esta forma podrás ver cómo reaccionan las acuarelas al lienzo y evitarás cometer errores cuando quieras pintar un cuadro real.

A medida que practiques verás qué es lo que te funciona mejor. Por ejemplo, las acuarelas permanecen húmedas más tiempo que en el papel, ya que la superficie del lienzo aún no es tan absorbente como este. Puedes utilizar menos agua de la habitual en tus pinturas para tratar de corregir esto.

Una vez terminada la obra, puedes colgar el lienzo directamente en la pared, sin necesidad de enmarcarlo usando vidrio. Pero es importante que te asegures de utilizar un sellador en espray o un barniz acrílico en aerosol para crear una capa protectora y conseguir la fijación adecuada.

También existen selladores que se aplican con pincel, pero estos no son tan prácticos cuando se trata de acuarela. La razón es que puede manchar tu obra al momento de utilizarlo; en cambio, los de aerosol son más seguros.

¿Qué se puede pintar con la acuarela?

Sobre lienzo puedes pintar todo tipo de motivos, como cuando pintas sobre papel de acuarela. Ya sean paisajes, impresionantes cuadros de animales o lo que prefieras, tu imaginación va a ser el límite.

Lo que te recomendamos es que las primeras veces que vayas a pintar acuarela sobre lienzo es practicar las técnicas. Prueba como manipular la pintura sobre este material, así te acostumbrarás a la diferencia entre el papel y el lienzo.

Una vez que te familiarices con las distintas técnicas, entonces comienza a buscar motivos en los que trabajar. Ya sabes que puedes pintar lo que desees, inspírate en objetos cotidianos, frutas, animales flores. Estos pueden ser motivos sencillos para comenzar.

También los atardeceres y paisajes marinos son algunos de los preferidos por muchos.

Al comenzar ten en cuenta para tus diseños que cuando se trata de pintar con acuarela no existe el blanco. Sino que este tono lo dan los espacios que queden sin pintura. 

qué pintar con acuarela

Ventajas de utilizar lienzos para acuarela

Pintar con acuarela sobre un lienzo es una experiencia bastante particular. Si eres un acuarelista habitual, seguro que te hará especial ilusión poder probar las acuarelas sobre este soporte. El hecho de utilizar lienzo tiene ciertas ventajas que te explicamos a continuación.

El primer beneficio es que el lienzo tiene una mayor resistencia que el papel. Es posible aplicar varias capas de acuarela y, aunque utilices mucha agua para determinadas técnicas, no corres el riesgo de que el lienzo se rasgue, se doble o estropee como puede pasar al utilizar papel.

Es perfecto para aquellos acuarelistas que les guste usar un estilo muy acuoso. Si es tu caso, asegúrate de utilizar un lienzo especial para acuarela ya que, como mencionamos antes, los corrientes son menos absorbentes. Lo que significa que podría provocar problemas en el resultado de tu pintura.

Además, al pintar con acuarelas sobre lienzos la pintura permanece más tiempo húmeda. Gracias a ello puedes realizar multitud de mezclas y juegos con los colores.

Quizás la ventaja más interesante es que puedes lavar la pintura del lienzo con facilidad. Muy interesante si lo que quieres es practicar. Basta con que le rocíes agua o colocarlo bajo el grifo y luego retirar la pintura húmeda con un paño o una esponja.

De esta forma puedes volver a utilizarlo para una nueva obra. Sin embargo, ten en cuenta que es posible que algunos pigmentos, especialmente si utilizaste varias capas al pintar, no se eliminen del todo.

Por último, a pesar de que sea un lienzo para acuarela, también puedes usar otro tipo de pinturas sobre el mismo, como acrílicos.

Formatos disponibles

Existen diferentes formas de conseguir lienzos de acuarela, ya sea con el lienzo estirado del que ya te hemos hablado, o en tablillas enteladas para acuarela.

Las tablillas enteladas son un soporte mucho más rígido, hechos con cartón de alto gramaje. Es un material bastante más barato que el lienzo para acuarela.

Por este motivo son especialmente útiles a la hora de realizar pruebas con tus acuarelas. Aunque por supuesto también te sirven para realizar trabajos profesionales, pues suelen ser un producto de calidad.

¿Cuál es el mejor papel para pintar sobre acuarela?

Pintar con acuarelas sobre lienzo es una alternativa, pero hay quienes prefieren seguir haciéndolo sobre papel. O al menos utilizar este último para hacer sus bosquejos. En este caso, es importante saber elegir el mejor papel para utilizar este tipo de pigmento.

La característica principal del papel para acuarela es que no se debe deformar cuando estés pintando. Por eso debe ser de un buen grosor y absorbente. Si eres principiante busca hojas que tengan alrededor de 300 gramos.

Otra forma de diferenciar los distintos tipos de papel es por su composición. Puede ser de algodón, de celulosa o mixto.

Los de algodón son de uso profesional y también son más costosos. Le siguen en calidad los de mixtos, que son una opción más económica. Mientras que los papeles de celulosa para acuarela son los más propensos a doblarse o rasgarse.

Por ser más económicos, los papeles de celulosa son una buena alternativa para practicar o para hacer bosquejos.

Si eres principiante y no estás seguro qué tipo de papel utilizar, pide asesoría en las tiendas especializadas. De igual manera puedes evaluar la alternativa de pintar sobre lienzos, al poder lavarlos, se pueden utilizar varias veces.

Pintar con acuarelas en lienzo es una experiencia que debes tener si te gusta utilizar este tipo de pigmentos. Pruébalo y siente la diferencia entre ambas superficies. Si lo has hecho ya, coméntanos qué te parece y si te animas puedes compartir con nosotros tu obra.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.