Trucos para pintar un cuadro

En Pinta un Cuadro sabemos que comenzar a pintar puede parecer complicado. Por eso te traemos algunos consejos y trucos para pintar un cuadro y demostrarte que es una actividad muy gratificante y que puede realizar cualquier persona. Presta atención a todos los tips para que empieces a crear obras muy profesionales.

Puedes iniciarte en la pintura en cualquier momento

Cualquier persona a la que le guste la pintura puede pintar un cuadro. Los grandes artistas pasan años de estudios y manejan técnicas complejas, pero hay formas de hacerlo más sencillas y ajustadas a tu experiencia.

Pintar es una actividad muy gratificante y a medida que lo hagas mejorarás tu habilidad. Además, irás descubriendo cómo hacerlo mejor, con qué estilo y con qué técnicas te sientes más cómodo, etc. También te servirá para relajarte y aumentar la concentración.

Una forma de comenzar es pintar lienzos con números. Esta tendencia se ha hecho muy popular y es una actividad perfecta para adultos y personas de la tercera edad. Aunque también hay diseños aptos para niños.

Esta técnica es sencilla de realizar. Los cuadros para pintar con números son lienzos que tienen una imagen impresa dividida en varias secciones. Cada una tiene un número que corresponde al color que debes utilizar. Solo debes seguir las instrucciones para conseguir un buen resultado.

A medida que lo haces no solo te entretienes, sino que aumenta tu creatividad y tu agilidad para pintar. Y al finalizar la obra la puedes regalar o utilizar como decoración en tu casa.

Si te interesa comenzar en este arte, revisa nuestro catálogo de paisajes, animales y otros elementos con número y encuentra tu cuadro preferido.

¿Qué necesitas para pintar?

Quienes no tienes experiencia pintando, no conoces todas las herramientas que necesitan para hacerlo. No basta con elegir dibujos fáciles para pintar en lienzo, sino que debes tener estos utensilios a mano.

Tampoco debes comprar todo a la primera, puedes ir invirtiendo en el material a medida que avances en este mundo.

pintar un cuadro

Las herramientas básicas para pintar son:

  • Pinceles: Los hay de distintas formas y tamaños; los adecuados dependerán de la técnica que utilices. Al principio no necesitarás muchos, pero si piensas dedicar más tiempo a la pintura tendrás que ir añadiendo otros.
  • Lienzos: Estos son los soportes sobre los que vas a pintar. También los hay de diferentes formas y tamaños. Debes prepararlos antes de comenzar a trabajar, en especial si utilizarás óleo. Consulta con tu vendedor para escoger el mejor lienzo para ti.
  • Pinturas: Como en los casos anteriores, también hay distintos tipos de pinturas como el óleo o el acrílico. Cada una tiene características muy distintas que debes conocer antes de utilizarlas. En cuanto a los colores, comprar los primarios, más una negra y una blanca, será suficiente al comienzo; ya al mezclarlas obtendrás todos los tonos del círculo cromático.
  • Paleta de mezclas: Es necesaria cuando tienes que mezclar colores. Puedes comprar una o utilizar algún objeto similar que tengas en casa, como un plato grande.
  • Diluyentes: Cuando pintas con acrílico puedes utilizar agua para diluir la pintura. Pero en el caso del óleo necesitarás diluyentes especiales.

Por otro lado, si eliges comprar un lienzo para pintar por números, nuestros kits tienen todo lo que necesitas. Incluyendo las pinturas específicas para el cuadro.

Trucos para pintar un cuadro

Si quieres comenzar a pintar cuadros, estos consejos te ayudarán a conseguir el mejor resultado.

Escoge el tipo de pintura adecuado

Ya mencionamos que hay distintos tipos de pintura. Escoge aquel con el que te sientas más cómodo y se adapte mejor a las técnicas que vas a usar. Estas son las características que debes conocer:

  • Pintura al óleo. Son hechas con base de aceite y el proceso de secado es muy lento. Antes de utilizarlo se debe aplicar un imprimador sobre el lienzo para evitar que este se degrade. Si está muy espesa o quieres experimentar con las técnicas, debes utilizar diluyentes de pintura como aceite de linaza o disolvente.
  • Acrílico. Son pinturas a base de agua y se pueden utilizar casi sobre cualquier superficie. Secan rápido y son fáciles de limpiar y cubrir. Esta es la que se incluyen en los kits para pintar por números con marco.
  • Témpera. Más que todo se utilizan para pintar artesanías. Se aplican sobre superficies rígidas. También son las que más utilizan los niños.

Prepara bien el espacio de trabajo

Es importante que tengas todas las herramientas y elementos que necesitas para pintar un cuadro a la mano. De esta forma no tendrás que interrumpir el proceso para buscar los materiales que te hacen falta. Esto podría hacer que pierdas la inspiración o incluso la idea del dibujo que vas a realizar.

También debes asegurarte de cubrir todos los elementos cercanos que puedan mancharse y de que haya buena ventilación en caso de que sea una habitación o área cerrada.

Ubícate en un lugar con suficiente luz

Esto es clave para pintar bien tus cuadros. Con la iluminación correcta apreciarás mejor los colores y dónde debes aplicarlos. También es fundamental si debes hacer alguna mezcla.

La luz natural es ideal para este trabajo, pero si no tienes un lugar donde entre suficiente iluminación del sol, utiliza lámparas.

Limpia bien los pinceles

Mantén limpios los pinceles con los que trabajas. Ten un par de recipientes con agua para eliminar la pintura que queda en las cerdas cuando ya no los vayas a utilizar o debes cambiar de color.

Sé cuidadoso al limpiarlos. No los aprietes contra el fondo de los recipientes. La manera correcta es dando golpes ligeros contra las paredes de estos. Después de limpiarlos, sécalos con una toalla de papel.

Si los restos de pintura secan en los pinceles las cerdas se dañan y ya no te servirán para pintar.

No uses demasiada pintura

Cuando vayas a dar una pincelada no uses una capa de pintura gruesa. El color puede quedar irregular y corres el riesgo de pintar fuera de la zona donde lo vayas aplicar. Además, al secarse se puede cuartear.

Lo mejor es pintar con capas finas para obtener un trazo más uniforme. Procura hacer el trazo completo y no detenerte a la mitad de una zona. Si quieres que el color quede más intenso, puedes aplicar más capas encima de la primera.

Corrige los errores en la pintura acrílica

Una ventaja de la pintura acrílica es que es fácil de limpiar y corregir. Si quedó alguna salpicadura espera a que seque y utiliza un mondadientes o un color fino para cubrirla con el color correcto.

Si estás trabajando en tu diseño personalizado y quieres cubrir bien las líneas y números, repásalos primero con un color blanco y luego pinta. Hazlo cuando vayas a utilizar tonos claros en esa zona porque tienden a transparentarse. Con los colores oscuros no es necesario.

pintar en lienzo

Tips para pintar en lienzo

A pesar de que puedes pintar sobre diferentes superficies de forma sencilla pintar sobre un lienzo de tela por primera vez parece complicado y puedes sentirte intimidado. Por eso sigue estos trucos para pintar cuadros en ellos:

No olvides aplicar la imprimación al lienzo

Si quieres que la pintura se fije mejor al lienzo y conservar los cuadros en casa por mucho más tiempo te recomendamos aplicar una sustancia llamada imprimador. Las más usadas son gesso acrílico o elementos de imprimación tradicional como cola de piel de conejo, polivinilo acetato y carboxi-metil-celulosa.

Dependiendo del producto que vayas a utilizar debes seguir una serie de procedimientos. Por ejemplo, para aplicar el gesso debes humedecer un poco el lienzo y luego aplicarlo desde el centro hacia los bordes con una espátula o una brocha.

Mientras que para aplicar la mayoría de los elementos de imprimación tradicional se aplican directamente. Y luego debes colocar una capa de blanco de zinc, aceita de linaza u otros elementos dependiendo de las indicaciones del fabricante.

Haz un fondo

Lo ideal es que antes de empezar a pintar tu obra apliques un color base al lienzo. Pueden ser colores de tonalidades frías para paisajes marinos o cálidos como para ambientes terrestres el de elefantes en la sabana.

Empieza haciendo siluetas

Si eres principiante debes comenzar realizando un boceto y luego pintando las siluetas. Rellénalas de un color base y luego empieza a agregar los detalles que caractericen al objeto, animal o persona. Por último, coloca las sombras y los puntos de luz.

¿Cómo pintar un cuadro grande?

Hacer pinturas de gran tamaño es un reto para cualquier artista. Estas ideas para pintar un cuadro grande te ayudarán a crear obras increíbles con los resultados que deseas.

  • Calcula la escala: Cuando vas a realizar una pintura de gran tamaño es muy importante que realices un boceto en donde establezcas muy bien las dimensiones de cada elemento que conformará el cuadro.
  • Escoge bien las herramientas y materiales: Si el lienzo o superficie en donde vayas a pintar es muy amplio debes usar pinceles grandes, brochas y, por supuesto, más cantidad de pintura que para otros más pequeños.
  • Muévete si es necesario: Dependiendo de las dimensiones del lienzo es posible que para dar pinceladas continuas y completar la obra debas moverte de un extremo a otro o agacharte. No te recomendamos quedarte en un solo lugar y estirar tus brazos para pintar cuadros grandes. De esta forma no obtendrás las formas de trazos que deseas.

Aplica estos trucos para pintar un cuadro cuando vayas a hacer tu próximo trabajo de arte y verás excelentes resultados. Si tienes algún otro consejo, déjalo en los comentarios. En caso de que desees adquirir una de nuestras platillas para pintar por número ideales para principiantes, contáctanos.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados